Descreídos Viernes, 9 abril 2021

Los humanistas ante estas elecciones

Escrito por Iván Antezana, director de la SSH

A 200 años de la emancipación de España, el panorama político del país no parece haber mejorado mucho. Este proceso electoral se muestra particularmente confuso, sin que se vislumbre un final a la gran inestabilidad que sobrevino después de los comicios de 2016. Ello se refleja en los bajos porcentajes de los candidatos mostrados en las encuestas, con especial mención en un gran sector que no tiene definido su voto (probablemente lo haga el mismo día de las elecciones), que piensa marcar blanco o viciar, o que simplemente prefiere no ir a votar.

Dejando de lado cualquier afán proselitista y cualquier intención de endose, podemos decir que esta coyuntura resulta particularmente complicada para los humanistas. Las candidaturas parecen oscilar entre diversos tipos de populismo y los planes de gobierno destacan por ser escuetos o vagarosos en muchos casos.

Ante esta incertidumbre, tenemos la opción de poner a un lado las generalidades ideológicas y concentrarnos en propuestas concretas que coincidan con la agenda humanista secular. Esta se puede revisar en la Declaración de Amsterdam y en los postulados principales de la SSH. Para efectos de este artículo, nos centraremos en tres ejes: Estado laico, libertades civiles, y ciencia, tecnología e innovación (CTI).

 

Estado laico

A todos nos queda claro que un Estado completamente separado de la iglesia es la base fundamental de una sociedad moderna, rica en diversidades de toda índole. Pero si buscamos menciones a esa frase concreta en los planes de gobierno de los partidos, nos encontraremos con un panorama desolador. Incluso, el programa de Perú Patria Segura menciona que se debe impartir valores mediante la lectura de la Biblia y el curso de religión. El Estado laico como tal aparece mencionado solamente en dos de los programas (FA y PM). En los demás, brilla por su ausencia, excepto por algunas menciones tibias o indirectas al respeto a la diversidad religiosa (por ejemplo, Victoria Nacional), o a las exoneraciones tributarias religiosas (JPP y PNP).
Frente Amplio: repetidas menciones del carácter laico del Estado, con énfasis en la laicidad de la educación, crítica a la intervención de la iglesia en la política y respeto a la libertad de culto.
Partido Morado: en uno de sus apartados afirma su creencia en el Estado laico y promueve la separación de las religiones de las políticas públicas.
Juntos por el Perú: no hace explícita la laicidad del Estado, apenas menciona hacer rendir cuentas a las iglesias evangélicas.
Partido Nacionalista Peruano: tampoco se menciona la laicidad, pero sí la eliminación de las exoneraciones tributarias a grupos religiosos (en particular, las iglesias evangélicas).

 

Libertades civiles y planes de gobierno

En los temas de enfoque de género, derechos de la comunidad LGTB y despenalización del aborto, ni Acción Popular (Yonhy Lescano) ni Renovación Popular (Rafael López Aliaga) contemplan estrategias concretas. En cambio, hay varias menciones y compromisos parciales en Fuerza Popular (Keiko Fujimori) y Victoria Nacional (George Forsyth). Los partidos que son más enfáticos en propuestas sobre estas áreas son Juntos por el Perú (Verónika Mendoza) y el Partido Morado (Julio Guzmán).
Ver aquí…

 

Promoción de la ciencia, la investigación y la innovación

En la generalidad de los casos, la ciencia aparece principalmente ligada a los resultados educativos o se le invoca como una política en abstracto (Somos Perú, PPC, Acción Popular, Perú Libre, Democracia Directa, Avanza País). Es más, la palabra «ciencia» ni siquiera es mencionada en dos de los programas de gobierno (Renovación Popular y Renacimiento Unido Nacional).
Las propuestas en este campo son diversas, y van desde la elevación de estatus del CONCYTEC hasta la creación de un sistema nacional de ciencia y tecnología, pasando por la creación de institutos de investigación científica.

Frente Amplio:
– Creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.
– Duplicar el presupuesto asignado al sector de CTI.
– Financiar la inversión en CTI con mayor presión tributaria.
– Aplicar políticas de CTI en todos los sectores y gobiernos regionales.
– Duplicar el número de científicos en universidades y centros de investigación.
– Generar condiciones de trabajo para los científicos activos en investigación en las universidades y en los centros de investigación.
– Mantener y crear nuevos incentivos para que empresas que inviertan en investigación, desarrollo e innovación (I+D+I).
– Fortalecer al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Podemos Perú:
– La CTI se vincula al eje de productividad.
– Nombramiento de un Asesor Nacional de Ciencia y Tecnología, que asesore directamente al Presidente de la República y al Consejo de Ministros y sirva como vocero principal del gobierno en materia científica.
– Reformar el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (SINACYT) con el fin de hacer más eficiente la promoción, difusión y consolidación de la CTI como ingrediente básico del desarrollo.
– Creación de fondos concursables sectoriales de largo aliento financiados enteramente por el Estado peruano: agricultura, ambiente, defensa, educación, energía, salud y ciencias básicas.
– Construir desde cero el Lima Institute of Technology (LIT) para cobijar investigación de talla mundial y convertirlo en el centro de investigación científica más importante del Pacífico Sur.
– Obligar a todo beneficiario de alguna exoneración o deducción tributaria a invertir como mínimo el 20% del valor en I&D y establecer un mecanismo para atraer centros de investigación del mundo al Perú.

Partido Morado:
– Promover la inversión en ciencia y tecnología, como base de la diversificación productiva para lograr una reforma del conocimiento.
– Nueva gobernanza del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (SINACYT) con una reforma del Sistema Nacional de CTI y una reorganización completa de los institutos públicos de investigación para estandarizar su organización, dar estabilidad a su dirección ejecutiva y estratégica, así como eliminar los conflictos interinstitucionales, y vincularlos con las universidades y entidades de gobierno nacional y subnacional.
– Incremento del financiamiento para las actividades de CTI, con líneas de financiamiento permanente en apoyo a nuevos innovadores. La meta es llegar al puesto 6 de América Latina en 2026.
– Nuevos mecanismos de promoción de la CTI: programas integrados de investigación y docencia de postgrado e iniciativas para atraer y retener investigadores y profesionales peruanos destacados que trabajan fuera del país.
– Establecer mecanismos para la homologación inmediata de los doctorados realizados en la Comunidad Andina, con prioridad a aquellos vinculados con investigación, ciencia y tecnología.

Fuerza Popular:
– Enfatiza la importancia de la ciencia para el desarrollo económico.
– Puntualiza el exiguo 0,1% de inversión pública en ciencia respecto del PBI (menor incluso al 1% del promedio latinoamericano), pero no fija una meta concreta de inversión.
– Repatriar a investigadores peruanos exitosos con facilidades salariales y de infraestructura.
– Reclutar a investigadores estrella extranjeros para formar centros de excelencia de nivel internacional.
– Los fondos de investigación científica deben ser administrados por entidades privadas ad hoc que respondan a la Contraloría General de la República.

Juntos por el Perú:
– Incremento del financiamiento para investigación y becas en CONCYTEC vinculado a escuelas de posgrado.
– Modificación de la Ley Universitaria N° 30220 para establecer un subsistema de posgrado de investigación en las universidades públicas.
– Sistema Unificado para la Innovación, Ciencia y Tecnología Nacional (INNOVATE).
– Articulación de la ciencia con el mercado del empleo y las microempresas.

Alianza para el Progreso:
– Creación del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, como parte de un superministerio: el de Educación, Ciencia y Cultura.
– La CTI se fortalecerá en todo nivel, con un énfasis especial en la promoción de acuerdos público-privados para articular institutos técnicos y universidades con el desarrollo empresarial altamente productivo.
– El Viceministerio de Ciencia y Tecnología será el ente rector de la investigación de las universidades públicas y fomentará programas de cooperación intra e interdisciplinarios.

Victoria Nacional:
– Reconoce la ciencia como base de la formación laboral y la innovación en materia productiva.
– Reorganizar el ecosistema CTI (ciencia, tecnología e innovación) en el Centro Nacional de Futuro y del Conocimiento, instancia de nivel estratégico ubicada dentro del nuevo Ministerio de Planeamiento y Desarrollo Territorial. Estará conformado por el Instituto Nacional de Ciencia y Conocimientos Avanzados (creado sobre el CONCYTEC) y el Instituto Nacional de Tecnología e Innovación (creado sobre el Plan Nacional para la Innovación y Competitividad-INNÓVATE PERÚ).

Partido Nacionalista Peruano:
– Crear una política de investigación en ciencia y tecnología aplicadas a la salud.
– Por la pandemia, el Estado debe estudiar nuevamente la posibilidad de crear un Ministerio de Ciencia y Tecnología, un Centro Nacional de Investigaciones Médicas y un Centro Nacional de Vacunas.

Perú Patria Segura:
– Atribuye el retroceso del desarrollo económico del país a su limitada inversión en ciencia y tecnología.
– Para incrementar el nivel de la investigación científica, propone cambiar la ley universitaria.

Unión por el Perú:
– Construir por lo menos en un colegio de las capitales de departamento y en uno de cada provincia, un edificio de por lo menos cuatro pisos al que se le denominaría área de investigación, ciencia y tecnología. En él deberían existir los laboratorios básicos: física, química, biología, computación e idiomas.

 

Un acuerdo gravitante: el caso Sodalicio

Compromiso contra la impunidad del caso Sodalicio y otros.

Compromiso contra la impunidad del caso Sodalicio y otros.

Hace un mes, el periodista José Enrique Escardó, uno de los primeros en denunciar hace muchos años los abusos del Sodalicio de Vida Cristiana, lanzó una convocatoria pública a los candidatos al Congreso. Se trata de comprometerlos a agendar en el pleno el debate sobre el informe final de la Comisión Sodalicio, que fue truncado tras la disolución del Congreso y los sucesos por todos conocidos. Este acuerdo busca también comprometer a los candidatos a luchar contra la impunidad en este caso, pues no hay un solo sancionado hasta ahora. Hasta el momento, sólo se han adherido a esta convocatoria candidatos mayormente del Partido Morado y Juntos por el Perú (hay uno de Victoria Nacional y otro de Somos Perú). Se trata de los siguientes:
Ato, Manuel (PM, Parlamento Andino 12)
Baquerizo, Grace (JPP, Lima 10)
Bazán, Sigrid (JPP, Lima 6)
Cari, Gahela (JPP, Lima 13)
Cesti, Gustavo (SP, Lima 13)
Chávez, Susana (PM, Lima 15)
Culqui, Narescka (PM, Lima 33)
Glave, Carlos (JPP, Lima 27)
Goyburo, Nancy (PM, Lima 17)
Luque, Ruth (JPP, Cusco 1)
Málaga, Ed (PM, Lima 4)
Moscoso, Úrsula (PM, Lima 9)
Hernán Núñez (JPP, Lima 33)
Pablo, Flor (PM, Lima 3)
Paredes, Susel (PM, Lima 1)
Rey, Joaquín (VN, Lima 9)
Tejada, Sergio (JPP, Lima 5)
Urquiza, Alfredo (PM, Lima 14)
Zevallos, Marco (PM, Lima 12)

Secured By miniOrange