Descreídos Jueves, 15 septiembre 2022

Momias de Nasca: La comunidad científica nacional e internacional se vuelve a pronunciar

WhatsApp Image 2022-09-15 at 9.28.01 AM

En artículos anteriores analizamos algunos de los hechos más relevantes que acaecieron en los últimos cinco años respecto al supuesto hallazgo de momias con tres dedos en Nasca (1, 2). Asimismo, recogimos sendos pronunciamientos emitidos, sobre este tema, en diferentes países por especialistas en el estudio y conservación de restos humanos. Sus conclusiones convergieron en un rechazo unánime que dilucida el por qué de la indiferencia académica hacia la investigación de estos cuerpos. Desde un inicio, la comunidad científica nacional e internacional advirtió al público en general y a las autoridades competentes que se trataban de restos prehispánicos alterados en su apariencia con fines mediáticos.

Desde entonces poco ha cambiado. Quienes impulsan y financian la narrativa que respalda la naturaleza anómala de estos restos, siguen produciendo contenido audiovisual sobre el caso y anunciando nuevos análisis cada año. De acuerdo al Ministerio de Cultura (Mincul) y académicos de diferentes áreas, la investigación y las exportaciones de muestras se realizaron sin mediar permiso alguno (1, 2, 3, 4). Las últimas semanas han circulado videos que evocan un secreto a voces de larga data: la exportación de «ejemplares» (1, 2). Y como si lo anterior no fuera suficiente, en México se vienen realizando exposiciones museográficas, de carácter ufológico, que refuerzan la «incertidumbre» sobre el origen de estos restos (1, 2, 3).

Cabe destacar que el 19 de abril pasado el Poder Judicial sentenció al supuesto descubridor de estas momias. Leandro Benedicto Rivera Sarmiento, alias Mario, fue sentenciado a cuatro años de pena privativa de la libertad y al pago de S/. 25 000 por el delito contra los bienes culturales en la modalidad de atentados contra los Monumentos Arqueológicos en agravio del Estado. Dos semanas después, el Mincul emitió un comunicado de prensa, en el que dio a conocer mayores de detalles de la sentencia.

Sin embargo, las momias no han sido incautadas. Desde el año 2019, permanecen —bajo una cuestionada custodia— en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica (UNICA), donde un grupo de catedráticos aducen investigarlas para determinar su autenticidad. Por entonces, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ica instó, de manera infructuosa, a las autoridades universitarias a poner a disposición del Mincul todos los restos arqueológicos.

Es en este contexto que hace unos días miembros de la comunidad científica nacional e internacional decidieron renovar el pronunciamiento que formularon en contra de este caso hace cinco años. El pronunciamiento actual está disponible en cuatro idiomas —español, inglés, francés y ruso— y cuenta con más de cincuenta adhesiones de investigadores con filiación académica a importantes instituciones y centros de investigación de diferentes de países. Al respecto conversamos brevemente con dos de sus impulsores.

Rodolfo Salas-Gismondi

Hace poco más de cinco años publicó una serie de artículos sobre este tema, ¿Cuál es su opinión de la situación actual?

Rodolfo Salas-Gismondi: La situación la considero grave por varias razones. Primero, se engaña y estafa descaradamente en perjuicio de nuestro patrimonio y legado histórico. Segundo, las autoridades dan un mal mensaje al no enfrentar el fraude con argumentos científicos y legales. Tercero, los destacados logros de nuestras culturas originarias pasan a ser mérito de otras entidades superiores. Veo la necesidad de que los científicos y autoridades nos unamos para luchar contra este fraude.

¿Cuál considera es el mayor riesgo de que las autoridades no tomen cartas en el asunto?

RSG: El mayor riesgo es que esta forma de actuar se repita y prolifere en otros lugares del país. Se corre el riesgo de perder importante legado histórico y cultural. El accionar delictivo de estas personas no puede ni debe tomarse como ejemplo. No podemos ser pasivos y dejar que sigan pisoteando nuestro patrimonio y nuestra identidad. No solo destruyen legado histórico, sino que además desestiman los méritos de nuestras afamadas civilizaciones originarias al presentarlos como alienígenas.

Rodolfo Salas-Gismondi es investigador adjunto y profesor de la Facultad de Ciencias y Filosofía de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Doctor en Paleontología por la Université de Montpellier e Investigador asociado del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. También es fundador y jefe del Departamento de Paleontología de Vertebrados del Museo de Historia Natural UNMSM.

Guido Lombardi Almonacín

¿Son las autoridades competentes en materia de protección al patrimonio cultural las responsables de la situación actual de estos restos?

Guido Lombardi: Es claro que la responsabilidad de lo ocurrido, en principio, es responsabilidad de huaqueros y promotores del fraude, huaqueo con «valor agregado». Sin embargo, la situación exacta de los restos en cuestión, luego de transcurrido 5 años, es entera responsabilidad de las autoridades competentes, desde el nivel local al nacional. La lenidad no se entiende sin pensar mal, pues el hallazgo de cadáveres de origen incierto siempre debe pasar por el filtro policial. Otro elemento particularmente perturbador es la responsabilidad de la universidad que también impide el curso correcto de las pericias forenses que se requiere en casos así. Un último nivel de responsabilidad está en el público consumidor de la trama urdida por los productores del fraude.

En el pronunciamiento se exhorta al Mincul, al Ministerio Público y a la Policía Nacional del Perú a incautar los restos arqueológicos de la UNICA. ¿Es este el pedido más urgente del pronunciamiento?

GL: Sin duda, pues el debido proceso está detenido mientras se matenga el secuestro de las evidencias. Apenas éste se resuelva, la investigación pericial expondrá lo sucedido de manera palmaria. Por otro lado, vale la pena mencionar que en la comunidad científica debemos reflexionar ante lo sucedido, pues al mantenernos investigando, a veces perdemos contacto con el público general, el cual queda a merced de abusos como el de este fraude.

Los últimos años las redes sociales y algunos medios corporativos han contribuido a propagar pseudoteorías que cuestionan la capacidad tecnológica de las culturas prehispánicas. ¿Considera usted que en América Latina somos conscientes de la gravedad de este tipo de divulgación?

GL: A nivel de los investigadores, no hay dudas acerca del gran desarrollo logrado por las civilizaciones precolombinas. Como mencioné antes, podemos estar tranquilos con lo que estudiamos e investigamos. Felices con lo que divulgamos en congresos y publicamos en revistas especializadas, pero esta información simplemente no llega al público general. Es muy grave que las personas queden tan vulnerables ante la manipulación de la verdad a todo nivel.

El Dr. Guido Lombardi Almonacín es médico cirujano, antropólogo físico e investigador asociado a la Cátedra Pedro Weiss de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Coordinador en el Perú del Grupo Horus de investigación en Paleocardiología, miembro correspondiente de la Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina y Director de Investigación y Desarrollo Científico del Patronato del Patrimonio de la Salud en el Perú.

Transcripción:

PRONUNCIAMIENTO DE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA

A 5 AÑOS DEL FRAUDE DE LAS MOMIAS EXTRATERRESTRES

Los adherentes a este documento, miembros de la comunidad científica nacional e internacional, expertos en el estudio y conservación de restos humanos (momias y esqueletos), comunicamos lo siguiente:

 

ANTECEDENTES

Puntos expresados el 10 de Julio, 2017

1.- Desde hace algún tiempo se viene publicitando el supuesto hallazgo de “momias extraterrestres” en nuestro país, mediante una irresponsable campaña organizada de desinformación.

2.- Los testimonios e imágenes publicados permiten aseverar que estos hallazgos corresponden, sin duda alguna, a restos humanos precolombinos —Patrimonio Cultural de la Nación—, maliciosamente manipulados y hasta mutilados para obtener una apariencia ‘ad hoc’ para su explotación comercial. Además, la exclusión de todo el contexto arqueológico conexo, es absolutamente contraria a la investigación científica de esta clase de bienes culturales.

3.- Corresponde a las autoridades hacer las denuncias correspondientes, ya que esta ‘producción’ ha infringido numerosas normas nacionales e internacionales que velan por la defensa del Patrimonio Cultural. Esperamos que estas mismas autoridades procuren la protección e investigación adecuada de estos restos, así como del lugar de origen de los mismos, a fin de detener el huaqueo y tráfico de restos humanos. También esperamos sanciones ejemplares para los responsables de esta depredación del patrimonio que es de todos los peruanos y de la humanidad.

4.- Finalmente, estas acciones ilegales y criminales en un cuerpo humano vulneran la dignidad humana. En particular, la explotación de momias precolombinas realizada por estas personas, agrede y ofende a la Cultura Andina, al implicar que sus logros se debieron a una supuesta ‘ayuda exterior’.

Los suscritos ofrecemos nuestros mejores oficios para colaborar con las autoridades para demostrar nuestras afirmaciones en las instancias correspondientes. Igualmente ofrecemos participar en actividades que contribuyan a defender y resaltar la importancia de nuestro patrimonio cultural, legado de nuestros antepasados.

Lima, 10 de Julio de 2.017

Sonia Guillén O’negglio (DNI 04649168), Guido Lombardi Almonacín (DNI 06959233), Elsa Tomasto-Cagigao (DNI 07258405), María del Carmen Vega Dulanto (DNI 10308912), Mellisa Lund Valle (DNI 07763061), Patricia Maita (DNI 25835019), Martha Palma (DNI 10537749), Carlos Herz Sáenz (DNI 07913390), Alejandra Valverde Barbosa (DNI 48813194), Marcela Urizar Vergara (CI 11347428-9).

SITUACIÓN ACTUAL: SEPTIEMBRE DEL 2022

1.- Los productores de este engaño, lejos de advertir al público de la ficción en la que se basa el caso, han proseguido con sus esfuerzos dirigidos a explotar mediáticamente estos restos humanos y animales precolombinos. La informalidad y la ilegalidad de sus acciones se han amparado en la debilidad de algunas autoridades que laboran en instituciones llamadas a defender al patrimonio del Perú.

2.- Actualmente, aparte de la distribución de documentales y series bajo demanda por suscripción, se realizan exhibiciones pseudo–educativas y se continúa produciendo contenido audiovisual afín a narrativas que respaldan el fraude.

3.- Los suscribientes refrendamos TODOS los puntos expresados hace 5 años y manifestamos nuestra preocupación ante el Ministerio de Cultura, el Ministerio Público y Policía Nacional del Perú para que se proceda a incautar el material arqueológico involucrado. Actualmente, ya se ha juzgado y condenado al huaquero implicado al inicio de la cadena de delitos. Este proceso debe ser investigado, de modo que deberá juzgarse, condenarse y extraditarse a todas las personas responsables de los delitos incurridos, en particular a aquellas vinculadas a instituciones estatales.

4.- Asimismo, nos solidarizamos con los Colegios Profesionales del Perú, cuyos códigos de ética y cuerpos teóricos e imágenes públicas han sido vulnerados los últimos cinco años. En la difusión de este fraude se ha pretendido desmerecer sus investigaciones con narrativas incompatibles en las que, además, se señala que los miembros de la comunidad científica peruana (arqueólogos, antropólogos, biólogos, etc.), actuamos ocultando la verdad.

5.- Elevamos nuestra preocupación ante el Gobierno del Perú por la vulneración de la imagen nacional y el mancillamiento de nuestra ancestralidad, al sugerir que los grandes logros de nuestros ancestros fueron conseguidos gracias a una fantasiosa ayuda alienígena.

6.- Finalmente, exhortamos al Gobierno del Perú a interponer una demanda internacional por daños y perjuicios contra los que resulten responsables de financiar y promover la comisión de delitos contra el patrimonio cultural. De modo que se pueda obtener un resarcimiento económico que pueda dirigirse a la investigación científica de cientos de sitios arqueológicos que se encuentran postergados y cuyo desarrollo traería progreso legítimo a muchas comunidades.

Lima, 6 de Septiembre, 2022.

Adhesiones:

Rodolfo Salas Gismondi (DNI 07867419), Guido Lombardi Almonacín (DNI06959233), Sonia Guilen Oneeglio (DNI 4649168), Elsa Tomasto Cagigao (DNI 07258405), María del Carmen Vega Dulanto (DNI 10308912), Mellisa Lund Valle (DNI 7763061), Patricia Karina Maita Agurto (DNI 25835019), Carlos Herz Sáenz (DNI 07913390).

 

Perú:

Solange Ariana Arce Patri (DNI 75092146), Carlos Lopez (DNI 951327330), Teobalda Inés Ramos Quispe (DNI 28812926), Lizbeth Nicolaza Palacios Astiyauri (DNI 70171420), Roy Jorge Lazo Perez (DNI 09351705), Eyne Omar Bendezú de la Cruz (DNI 21550224), Claudio Sebastian Ticse Rengifo (DNI 71275511), José Luis Quispe Orosco (DNI 43195546), Rubén García Soto (DNI 06217714), Carlos Alfredo Fuentes Romero (DNI 47433679), Carmelo Chaparro (DNI 9407056), Jair Gustavo Quispe García (DNI 74634765), Grecia Roque Ortega (DNI 70548175), Juan José Chan Lau (DNI 8273084), Beatriz Becerra (DNI 8201595), Rosanna Elvira Morales Guzman-Barron (DNI 7842991), Lourdes Valdez (DNI 7894657), Edwin Alberto Maraví Zavala (DNI 8201154), Anton Samplonius Angobaldo (DNI 7251687), Vicente Paul Ramos (DNI 15998785), Alejandro Neyra (DNI 10263943), Leslie Carol Urteaga Peña (DNI 40647634), Denise Pozzi-Escot (DNI 7564563), Carmen Rosa Uceda Brignole (DNI 7039060), Aldo Marcelo Benites Palomino (DNI 71560045), Julia Victoria Tejada Lara (DNI 42051191), Diana Ochoa (DNI 1481837), Susana Cárdenas Alayza (DNI 41835464).

 

Chile:

Marcela Urizar Vergara (F46418170), Carlos Hugo Coros Villca (7219933-2), Verónica Silva Pinto (130629121), Juan Enrique Bostelmann Torrealba (12131380-4).

 

Francia:

Jean-Loïc Le Quellec (18D333301), Julien Benoit (100534300523), Matthieu Carré (17AR93751), Alexis Seydoux (16FV0173216).

 

Rusia:

Alexander Sokolov (4019 572463), Aleksey Bondarev (5205026074), Stanislav Drobyshevsky (655384).

México:

Josefina Mansilla Lory (15216894), Jorge A. Gómez-Valdés (40252406).

 

Colombia:

Bibiana Andrea Cadena Duarte (52704777), Alejandra María Valverde Barbosa (52713551).

 

Estados Unidos:

Jaime Boero (B600-4216-6178-05), Karl Reinhard (560089460).

 

España:

Mercedes González (DNI 05346305R), Francisco Etxeberria Gabilondo (15923673Z).

 

Argentina:

Carolina Acosta Hospitaleche (24363368).

 

Italia:

Dario Piombino-Mascali (37709161508).

 

Luca

Secured By miniOrange